Packaging ecológico: ¿Cómo convertirse en un negocio sostenible?

Grandes multinacionales han anunciado que, en 2021, su packaging será 100% sostenible.

Este “boom” se debe a que hay una nueva generación de consumidores que tienen muy en cuenta las políticas sociales y medioambientales de los negocios en los que compran. Además, la ingeniería del packaging avanza a gran velocidad, y muchas empresas ya han encontrado las opciones adecuadas para sus productos.

¿Qué es exactamente el packaging ecológico?

Si queremos hablar de packaging ecológico, hay que tener claro en qué consiste la sostenibilidad.

La sostenibilidad hace referencia al uso responsable de los recursos naturales para que las futuras generaciones también puedan disponer de ellos, garantizando la satisfacción de nuestras necesidades actuales y futuras.

Por consiguiente, este tipo de packaging busca reducir su huella medioambiental a lo largo del tiempo y a través de diferentes métodos:

Materiales: debe estar fabricado con materias primas que puedan reciclarse en su totalidad (o en gran parte de ella).

Producción: el proceso de producción y la cadena de montaje deben minimizarse para reducir la huella de carbono.

Mayor utilidad: debe ser un packaging diseñado para tener varias vidas útiles.

El packaging ecológico debe tener en cuenta factores económicos y sociales, y su precio debe ser competitivo respecto al packaging tradicional de un solo uso.

 

¿Qué materiales ecológicos puedes usar para tu packaging de empresa?

1. Materiales biodegradables

Ahora que somos conscientes del valor de la sostenibilidad para nuestra marca y clientes, debemos saber cómo elegir el material para nuestro packaging acorde a nuestras necesidades.

Los envases biodegradables son la solución ante los plásticos de un solo uso, ya que están fabricados con materiales que se descomponen de manera natural en un periodo de tiempo relativamente corto.

2. Cartón / papel

Los puntos fuertes de los envases cartón o papel son la variedad de tamaños y formas y su rigidez. Es un material que protege los productos a la perfección.

Además, es un material reciclable, biodegradables y se descompone rápidamente en los vertederos.

3. Materiales compostables

Muchas personas se creen que los productos biodegradables y compostables son los mismo, pero no. La gran diferencia radica en que algo compostable, a diferencia de algo biodegradable, termina no solo degradándose, sino que además se convierte en compost o abono. Un ciclo de la materia orgánica que se cierra evitando la contaminación de los suelos olas emisiones que provoca la transformación de los residuos.

Es por eso que los envases compostables son la solución más ecológica hoy en día.

Consejos para convertirse en un negocio sostenible

Os dejamos varios consejos para transformar vuestro negocio en uno sostenible:

- Packs de muestra para iniciarse

Has de ser muy consciente de las ventajas de la sostenibilidad para tu negocio. Algunas tiendas te permitirán pedir envases o packs de muestra para que compruebes de primera mano la calidad del envase y si se adapta bien a tus productos
Es importante calcular si el coste de tus nuevos envases sostenibles para saber si lo puedes asumir o si tendrás que subir un poco el precio de tus productos para que la inversión sea rentable.

- Los productos eco, un nuevo filón para tu negocio

Cuando tus clientes se acostumbren a tu nuevo embalaje, puedes introducir otras novedades, como un artículo ecológico o una gama de productos fabricados con materiales reciclados.
De esta forma, los clientes comenzarán a asociar tu marca con valores como la responsabilidad y el compromiso verde.

- Muestra tu nuevo packaging al mundo

Por último, ten en cuenta que las marcas que luchan por el planeta son siempre una noticia de interés para los consumidores.
Puedes mostrar tus nuevas políticas sostenibles a través de tu blog, web o redes sociales. Así impulsarás tu marca y calarás hondo en la mente de los usuarios.

 

 

Comentarios

0 comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados