Envases retornables

En los últimos días muchos comercios están valorando la posibilidad de aplicar la técnica de los envases retornables. Ofrecer una pequeña cantidad de dinero por cada envase que se devuelva al comercio para que pueda ser reutilizado. Es una manera de impulsar la reutilización de los envases y favorecer la economía circular.

El objetivo de este sistema de devolución de envases no es económico, es más el beneficio ecológico que aporta este sistema.

Mejor un poco limpios

En términos estrictamente económicos, no se tiene claro si se gana o pierde con este sistema. La diferencia, en cualquier caso, es pequeña. El proceso de envasado es el mismo, pero la recuperación de los envases que los clientes dejan en las tiendas supone tiempo de trabajo. Un tiempo que sería menos si todos los envases llegasen limpios. Los comercios deberían tener un lavavajillas industrial para todos los envases a reutilizar. Lo que ocurres es que, si el consumidor no pasó un agua en casa antes de devolverlo a la tienda, ese lavado se tiene que hacer a manos antes de meter el envase en el lavavajillas, cosa que supone una gran cantidad de tiempo utilizado para este motivo.

En cambio, si los envases se devuelven limpios, las tiendas se ahorrarían ese tiempo de lavado de los envases y el proceso de reutilización sería mucho más rápido y eficiente.

La técnica de los envases retornables sería de gran ayuda para seguir concienciando a los clientes y así fomentar una gran reutilización de los envases y poder alargar su vida y con ello, producir menos desechos y mejorar la economía circular que es en lo que se está luchando últimamente.

Comentarios

0 comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados