Los 'tips' sostenibles para reciclar en tiempos de coronavirus

El consumo de bebidas se ha duplicado desde el inicio del confinamiento. Prueba de ello es el aumento del 15% del reciclaje en los contenedores amarillos que muestra el Informe de Ecoembes.  

Durante este periodo en que muchos de nosotros tenemos que seguir confinados, y en el que la demanda de pedidos online se ha disparado, os traemos una serie de recomendaciones sostenibles, con el objetivo de ayudar a los consumidores a comprender mejor los procesos de reciclaje y animarlos a reciclar con más frecuencia

-Si no lo sabes, pregunta. Más del 50% de los españoles consideran el reciclaje de según qué tipo de plásticos difícil de entender y reconocen que, de tener más información, reciclarían con más frecuencia.

-No reciclas tanto como creías.  El 82% de los españoles reconoce no reciclar tanto plástico como deberían. Aunque la industria del envasado está dando los primeros pasos para desarrollar e implementar un plástico con menor impacto, es necesario que ese compromiso llegue hasta el final de la cadena: los consumidores.  

-Si reciclas fuera, también hazlo dentro. Los españoles somos de los que más reciclamos en espacios públicos. Pero si se analiza el reciclaje en los hogares la cifra baja considerablemente. Sin duda, este es un buen momento para desarrollar hábitos de reciclar también en casa.  

-El plástico, realizado a partir de material reciclado, es menos dañino para el medio ambiente que otros materiales. Si se compara impacto del plástico y el cartón, se demuestra que el plástico reciclado genera un 89% menos de residuos y un 77% menos de emisiones de CO2 que el cartón. 

-La pregunta del millón: ¿Qué envase es más sostenible? Si se sustituyeran los envases de plástico por alternativas, el peso del envase aumentaría 3,6 veces. El consumo de energía aumentaría 2,2 veces, y las emisiones de dióxido de carbono aumentarían en un 2,7 %. Cuando estas cifras se contemplan junto a los resultados del ciclo de vida de un producto la evidencia es clara: el remedio puede ser peor que la enfermedad. 

-Está en tu mano. Reducir, Reutilizar y Reciclar. Tenemos que dejar de ver un plástico como un residuo y empezar a verlo como un recurso. La clave está en reducir la cantidad de plástico virgen, reutilizar tanto material como sea posible tanto en el proceso de producción como en los hogares, y mejorar las prácticas de reciclaje de los consumidores, así como avanzar en la infraestructura existente para poder manejar una mayor variedad plásticos.  

-Plástico y economía circular. Esta crisis sanitaria está poniendo de relieve la importancia del plástico en nuestras vidas.

-Aprovecha el tiempo. Aprende a reciclar. Este periodo de confinamiento quizá sea el mejor momento de adoptar nuevas prácticas y mostrar, aunque sea poco a poco, un compromiso más auténtico con el medio ambiente aprendiendo a reciclar correctamente.

Comentarios

0 comentarios

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados